¡Estudié para el examen de Certificación PMP® y no lo pasé!

October 3, 2016

 

 

Esta es una de las muchas frases que se escuchan por ahí después de no aprobar la Certificación PMP®. Es por esto que he querido compartir esta anécdota que varios de mis alumnos que han pasado por otras instituciones me cuentan tras fallar el examen por primera vez y llegan a mí para su adecuada preparación para esta tan valiosa certificación. ¡Aquí vamos!

 

Muchos piensan que el proceso de prepararse para presentar el examen de Certificación, es simplemente leerse la Guía del PMBOK®, al menos unas 3 veces., o comprar muchos libros de apoyo de autores muy reconocidos como el Rita Mulcahy, Andy Crowe, Tony Jhonson, y desarrollar los ejercicios y las simulaciones, tratando de memorizarlas, porque muchos amigos recomiendan que las preguntas del examen son similares a la de los libros; sintiéndose felices de obtener calificaciones que oscilan entre el 70%, pensando que ya están listos para enfrentar el examen real. Otros piensan que con la experiencia como Gerentes de Proyectos, es más que suficiente. Incluso algunos invierten sumas descomunales, en cursos dictados por reconocidas instituciones que les "GARANTIZAN", que pasarán el examen, como si ellos fueran a presentar el examen por ustedes (algo completamente ilógico a mi parecer).

En un mundo irreal es como si estas empresas les ofrecieran pastillas de sabiduría, o inyecciones intravenosas donde los conocimientos fluyen de la sangre a la cabeza… Pero lastimosamente querido estudiante, no es tan así.

 

No hay tal pastilla, ni inyección que haga esos milagros. Lo lamentable del asunto es que la "GARANTÍA" solo es efectiva si el alumno cumple los requisitos de la letra menuda de los contratos, donde les ponen metas que no son realistas ni alcanzables, como tener calificaciones por encima del 80% en las primeras 4 simulaciones… Querido estudiante la verdad de todo esto es que… ¡Hay que estudiar y comprender situaciones reales mediante ejercicios! Como en la vida cotidiana.

 

 

Es por esto que cuando ese estudiante que pagó por esa garantía, se presenta y ve en la pantalla al final un aviso que dice: “Lo sentimos mucho, usted ha fallado el examen”, y seguido a esto (como si fuera poco) una nota de aliento: “pero no se preocupe que muchos de los que se presentan no logran pasar en el primer intento”. “Tienes dos oportunidades más si aún estas dentro del periodo de un año, que el PMI® otorga para para presentar el examen”.

 

En ese momento, la frustración está al máximo, con sentimientos encontrados de ira y despecho. Y aparecen preguntas como “¿¿¿pero por qué??? Si yo no hice otra cosa que estudiar, además me habían "GARANTIZADO" que iba pasar”.

 

Después de una semana de amargura, si logras superar ese inmenso dolor y frustración, tratas de buscar una explicación y empiezas a cuestionarte. ¿Soy lo suficiente capaz? ¿Me habrán estafado? ¿Cómo hace la gente que sí pasa? ¿Estoy lo suficientemente calificado para esta certificación? Etc. 

 

Es aquí cuando te das cuenta que el examen es complejo, que esa magia que te ofrecían no existe y que hay que estudiar y comprender todo… ¡Y tienes que levantarte! Y seguir intentándolo. ¡Este es el momento en el cual debes desarrollar otra estrategia e ir por tu objetivo!

 

 

Aquí es de gran utilidad aprender de los errores cometidos en el primer intento, y esto lo llaman “Lecciones Aprendidas”, ¿qué hice mal y que debo hacer para no fallar de nuevo?

 

La certificación se debe manejar como un proyecto.

 

“¿Cómo así, como un proyecto?”, Es la pregunta que me hacen algunos de mis estudiantes al empezar su preparación para la certificación PMP. A lo que les respondo… ¡Claro! Pues una vez se define el QUÉ - obtener la CERTIFICACIÓN PMP®-, hay que desarrollar el CÓMO, a través de un PLAN DE ESTUDIO que sea realista y alcanzable, ejecutándolo al pie de la letra, con fechas IMPUESTAS, que debemos seguir con disciplina y perseverancia. En esta preparación es necesario tener a alguien (un coach) que te haga seguimiento del progreso de tu plan, hasta que él mismo te diga: “…ahora si estás listo para presentarte de nuevo”. 

Querido estudiante, este es un proceso que requiere de técnicas y estrategias que debes aplicar en tu proceso de estudio, combinando lectura de diferentes fuentes, y recopilando resúmenes, y practicando muchos simuladores, hasta que logres entender que es lo que realmente espera el PMI® que respondas en el examen.

 

¡Así que no te rindas! Pues la buena noticia es que se trata de un examen donde debes demostrarle al PMI®, que REALMENTE SI ERES UN GERENTE DE PROYECTOS. Que sabes aplicar tus conocimientos, experiencia y habilidades, para poder seleccionar, esos procesos, técnicas y herramientas apropiados para resolver situaciones que te conduzcan al logro de los objetivos del proyecto… Y esto querido estudiante, no es otra cosa que lo que conocemos como la definición de Dirección de Proyectos.

 

 

Si estás interesado en obtener mayor información sobre la preparación para obtener la Certificación PMP® no dudes en escribirme o si tienes algo que aportar de tus experiencias, sería muy valioso para esta comunidad que lo compartas en este espacio.

 

Gracias por leer, y aunque esta fue mi primera vez escribiendo, espero seguir haciéndolo para poder ayudarte (dentro de mi experiencia de más de 30 años) con algunos consejos y tips para obtener la Certificación PMP®.

 

¡Si te gustó puedes compartirlo sin ningún compromiso! Hasta la próxima.

 

Pd. Próximamente, estaremos hablado de Estrategias útiles para aplicar durante el examen de Certificación PMP®

 

 

 

 

 

Please reload

Entradas destacadas

Ya NO hay "descarga de cerebro" durante el período de 15 minutos del examen de Certificación PMP®

November 10, 2016

1/1
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • YouTube Social  Icon

© 2020 by JMF. Derechos reservados.